*

Internacionales

Portada  |  13 enero 2021

Se inyectó una infusión de hongos alucinógenos y empezaron a crecerle dentro del cuerpo

Su objetivo era curarse una depresión.

Un hombre de 30 años estuvo al borde de la muerte luego de inyectarse por vía intravenosa una "infusión" de hongos alucinógenos, que luego crecieron en el interior de su cuerpo.

La revista Journal of the Academy of Consultation-Liaison Psychiatry difundió el caso en un informe médico, en el que dieron cuenta de que el sujeto padecía un trastorno bipolar y tenía antecedentes de consumo de drogas intravenosas.

Con el objetivo de hacer frente a un cuadro de depresión, el individuo buscó estudios sobre el efecto de los hongos alucinógenos y el LSD en personas con esa condición.

A partir de ello, hirvió hongos psilocibios en agua y filtró la sustancia resultante a través de un bastoncillo de algodón antes de inyectársela directamente en las venas.

A los pocos días empezó a sufrir síntomas como letargo, ictericia, diarrea, náuseas y hematemesis.

Sus familiares lo encontraran en estado de desorientación y lo llevaran a un hospital, donde estuvo 22 días ingresado, ocho de ellos en la unidad de cuidados intensivos, según RT.

En el centro médico lo sometieron a varias pruebas y descubrieron que el paciente había desarrollado una infección bacteriana y fúngica potencialmente mortal en la sangre.

Ello se debió a que los hongos inyectados se alimentaban y crecían en su cuerpo, causando insuficiencia orgánica.

Los médicos decidieron administrarle un tratamiento intensivo de antibióticos y antimicóticos, y el hombre -de nacionalidad estadounidense- logró recuperarse.

Comentarios